El sistema está fabricado básicamente en aluminio y compone el esqueleto del toldo. De él depende su solidez, su vida útil y la facilidad de funcionamiento.  La estructura de un toldo la configuran las siguientes partes:

  • Los soportes, que sirven de sujeción del toldo a la pared y al resto de los elementos
  • Los perfiles, como elemento de apoyo en la tracción del conjunto. También hacen de protectores de enrolle de la lona (en los sistemas cofre)
  • Los brazos, que permiten la proyección del toldo.