Inicio / El Toldo

Componentes de un toldo

Un toldo está compuesto fundamentalmente por la estructura del toldo, el tejido y el accionamiento.

La estructura:

El sistema está fabricado básicamente en aluminio y compone el esqueleto del toldo. De él depende su solidez, su vida útil y la facilidad de funcionamiento.

El tejido:

El tejido es el otro elemento fundamental del toldo junto con la estructura y no se debe basar únicamente en el color del mismo. Para obtener un rendimiento óptimo es importante saber elegir un tejido adecuado a nuestras necesidades, ya que existen varias calidades en cuanto a material, densidad y tecnología de fabricación, que influirán fuertemente en el nivel de protección solar que obtendremos.

Accionamiento:

El tercer componente de un toldo es el sistema de accionamiento. El toldo puede accionarse manualmente mediante una manivela o mediante un motor o sistema automatizado. La motorización del toldo proporciona un accionamiento más preciso y ayuda a optimizar su funcionamiento. Hoy en día, la opción de motorizar un toldo se ha convertido en la más recomendada, ya sea por funcionalidad, por comodidad e, incluso, por seguridad.